phone 

Presentación

Centroamérica ha experimentado algunos avances importantes en sus niveles de crecimiento económico, salud, educación y reducción de la pobreza, así como en el fortalecimiento de sus democracias. No obstante, de manera paralela, el delito y la violencia han invadido casi todas las esferas de la sociedad, constituyendo uno de los más grandes obstáculos para el desarrollo humano de sus habitantes. Las niñas, niños, adolescentes y jóvenes (NNAJ) de la subregión son quizás el segmento a quien más se le vulnera el derecho de vivir una vida digna, libre de violencia, abuso y explotación.

Las manifestaciones de la inseguridad y violencia que afectan a la niñez, adolescencia y juventud son diversas. Centroamérica contiene 5 de los 11 países en América Latina con una tasa de homicidios superior a los 10 asesinatos por cada 100,000 habitantes, nivel considerado epidémico por la Organización Mundial de la Salud. Los jóvenes, principalmente los varones, son una de las principales víctimas de dichos homicidios. Los niños, niñas y adolescentes, por su lado, representan unos de los segmentos poblacionales más vulnerables frente a ciertos tipos de violencia como la violencia intrafamiliar y sexual. Según el informe conjunto de la ONU y el Movimiento Mundial por la Infancia de 2012, 170% de las niñas y niños declaran haber sido víctimas de violencia en sus propias casas, mientras que la edad media de las víctimas de violencia sexual en la infancia fue de 10.5 años y en ciertos casos se indica que más del 90% de los embarazos entre niñas menores de 15 años de edad fueron producto de incesto.

Los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), han dado pasos importantes, aunque muy incipientes en materia de planes específicos para la prevención dirigidos a grupos poblacionales prioritarios. En este contexto, el SICA con el apoyo de AECID y a través del PNUD, ha diseñado un proyecto que busca contribuir a mejorar la seguridad de las y los Centroamericanos, a través de la reducción integral de los factores asociados a la inseguridad y la violencia, con énfasis particular en la violencia que afecta a la niñez, la adolescencia y juventud.